En el mes de Marzo del año 2013, el empresario Ernesto Coppel Kelly toma la iniciativa para impulsar la creación de un gran museo de la ciudad. Un sitio que mostrara la riqueza histórica de Mazatlán  para el orgullo de sus habitantes y se convirtiera también,  en un lugar para el conocimiento y la educación. Además,  se proyectaría para ser un importante atractivo para los turistas que visitan Mazatlán.

Después de integrar un equipo de trabajo, se realizan los primeros estudios y se identifica el sitio para construir el proyecto. Para entonces, ya se planteaban mayores metas. Así, en el mes de Mayo del 2013 , se decide trabajar para crear un concepto integral que incluya el Museo, un nuevo Acuario de nivel internacional y un parque público; todo, en un terreno de 30 hectáreas a unos metros del Malecón de Mazatlán.

​​El proyecto financiero que garantice para la ciudad la rentabilidad del acuario, los realiza ConsultEcon, de Cambridge Massachusetts, a cargo de Elena Kazlas. Y los estudios de viabilidad económica y social del proyecto completo, los lleva a cabo Liquen & Asoc., de la Cd de México, a cargo de Sandro Landucci Lerdo de Tejada. Los estudios para la manifestación de impacto ambiental -MIA- los realiza la empresa Sinaloense, VMC Consultores.


El diseño y proyecto ejecutivo de las áreas verdes, lagos, ciclovías y nuevas vialidades, está a cargo del despacho de la Arq. Tatiana Bilbao, en la Cd de México.


Para financiar la contratación de todos los despachos involucrados, se invita a un grupo de los más destacados empresarios de Mazatlán, quienes, en el mes de Junio del 2014, forman el Fideicomiso Unión Mazatlán, con el objetivo no solo de financiar los proyectos ejecutivos, sino de realizar toda la gestión que permita la obtención de fondos públicos y privados para construir el gran proyecto.


Proyecta Network, como despacho estructurador, desarrolla el modelo conceptual del proyecto e integra y coordina a empresas de probada experiencia para dar forma al Parque Central Mazatlán.

Sietecolores, dirigido por la Lic. Marinela Servitje, realiza el proyecto de contenidos del Museo.

Agustín Coppel Luken aporta un proyecto conceptual desarrollado por la empresa
Taller de Operaciones Ambientales, de la Cd. de México, que define las características más importantes de lo que será el gran parque público. Se integran también, los conceptos del Arq. Kang Kiang de la empresa  Mark Cavagnero Associates Architects, de San Francisco, Ca. Y la empresa Sinaloense, Bastidas & Partners, del Arq. Adrián Bastidas, desarrolla el primer master plan, incorporando la propuesta de crear nuevas vialidades, así como la preservación y desarrollo del entorno ecológico.                          
Para diseñar el edificio del museo y realizar su proyecto ejecutivo, se contrata la empresa
FR-Enterprise, del Arq. Fernando Romero, haciendo equipo con Siete Colores quién se hace cargo de la museografía del recinto.

La definición de contenidos y el diseño del nuevo Acuario, lo realiza
EHDD, de San Francisco, Ca., dirigida por el Arq. Duncan Ballash.

Con esta idea enriquecida, se definen tres objetivos  inalienables que el proyecto debería cumplir: Para la sociedad; orgullo de pertenencia. Para la ciudad; identidad. Y para el desarrollo económico en beneficio de todos; un nuevo producto turístico de alta calidad. Con estos antecedentes, inicia el proyecto llamado Parque Central Mazatlán.


Orgullo

de pertenencia

© 2013-2018 Parque Central Mazatlán. Todos los derechos reservados.

La Integración

La Iniciativa